Cómo cuidar las extensiones de pestañas para que duren más

Seguro que después de pasar por nuestro centro quieres que tus pestañas permanezcan largas y abundantes durante al menos dos meses. Pero, ¿sabes cuál es la clave? Aprender a cuidar las extensiones de pestañas para que duren más y más. No parpadees ni un instante que te contamos todos los secretos:

banner-blog-pestañas-interior

Cuidados de las extensiones de pestañas durante las primeras horas

Durante las primeras 24-48 horas tras realizar el tratamiento debes respetar estos consejos para evitar la caída prematura de las pestañas:

 

  1. El agua. Cuanto más lejos, mejor. Al principio no debes mojarlas (por ejemplo en la piscina, en el mar o en un balneario) ni tampoco lavarlas.
  2. Cremas, maquillaje y desmaquillante, olvídalos. Deja que se fijen bien las extensiones y, si usas estos u otros cosméticos, que no sean oleosos o a prueba de agua porque son más untuosos y podrían arruinar tus pestañas por completo.
  3. La humedad y el calor. No les van bien porque las debilita. Por eso evita entrar en contacto con agua caliente y vapor. Por ejemplo, pasar la tarde en un baño turco, en una sauna o spa no sería la opción más recomendable.
  4. Rizador de pestañas. En este caso es preferible que no lo apliques. De hecho, vas a notar tanto el cambio en tu mirada, más profunda y expresiva, que no lo vas a necesitar.
  5. Cuidado con los ojos. Para asegurar que las pestañas quedan bien selladas y que el pegamento hace su efecto no te frotes los ojos. Si te molestan o te pican consulta con un experto porque puede que se hayan descolocado o sufras algún tipo de alergia. No obstante, si te pones en manos de un centro profesional donde los instrumentos y la higiene es adecuada no habrá problema.
  6. Cómo dormir. Si es posible duerme boca arriba o de lado para que no se estropeen y pierdan la forma.

 

¿Cómo cuidar las extensiones de pestañas para que duren lo máximo posible?

Como decimos, pasados los primeros días podrás hacer tu vida normal (bañarte en la piscina, en el mar, dormir como quieras…), pero hay ciertos trucos que te ayudarán a que duren más:

 

  1. Cosméticos con base al agua. Sigue usándolos y olvida los productos waterproof y oleosos.
  2. El rímel o la máscara de pestañas. Créenos, no lo vas a necesitar. Pero si aún así quieres darte unos toques, hazlo sólo en las puntas.
  3. Desmaquillantes. Puedes desmaquillarte sin miedos, pero el truco está en utilizar productos de base al agua. Los aceites podrían eliminar el pegamento semipermanente y hacer que pierdas las pestañas antes de tiempo. Además, deja de usar el algodón y para que no se estropeen aplica en la zona una toallita limpiadora.
  4. Péinalas. Dales forma cada noche con un peine especial de pestañas para que se prolongue el efecto “woou” que conseguirás con este tratamiento.
  5. ¿Calor excesivo? No, gracias. La recomendación de evitar el calor en forma de vapor sigue en pie, aunque no está prohibido.
  6. No las toques. Si notas o ves que hay una pestaña que parece que se mueve no tires de ella, déjala que se caiga por sí misma (lo hará cuando pierdas la pestaña natural).
  7. Mantenimiento. Cada 2 o 3 semanas deberías realizar una sesión de mantenimiento para prolongar la duración de las extensiones de pestañas.
  8. El tratamiento de extensión de pestañas, mejor en un centro profesional. La calidad de los materiales será distinta y, por lo tanto, el resultado y su duración también.

 

Ahora que ya has aprendido lo fácil que es cuidar de las extensiones de pestañas para que duren más, ¿cuándo nos visitarás para deslumbrar con una mirada de infarto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
WhatsApp chat